Gastronomía clásica en Esmeraldas: sabores para todos los gustos

Gastronomía clásica en Esmeraldas: sabores para todos los gustos 1024 576

La gastronomía clásica en Esmeraldas es toda una experiencia para nuestros sentidos. Cada pueblo, ciudad o barrio de la provincia es un destino gastronómico en sí mismo. La gastronomía de la provincia se basa en platos a base de mariscos como la concha, el camarón, el pescado y el cangrejo, siempre acompañado de verde.

Los ingredientes más frescos

Aquí todos los cocineros gozan de la misma ventaja: por su cercanía con el mar, los mariscos que consiguen siempre están frescos y a la orden para preparar cada una de las recetas deliciosas e inmejorables que han perdurado de generación en generación. El tradicional ensumacao es una de ellas y no hay mejor lugar para probarlo (y repetírselo) que el restaurante Oh!, Mar, ubicado en  la ciudad de Esmeraldas. Tan apetitosa es la manera en la que su propietario prepara este suculento caldo de mariscos —hecho con leche de coco y maní—, que hasta patentó la receta.

Los platillos que ofrece Doña Sixta en su local La Sazón de Tía Sixta tienen una fama similar. No en vano a esta esmeraldeña de sonrisa generosa se la conoce como la reina del encocao. Quienes la han visitado saben que es imposible escoger una sola opción de su tentador menú.  Todos sus encocaos—desde el que está hecho con chancho ahumado hasta el que lleva ‘pata de burro’— tienen un aroma y un gusto irresistibles. Conversar toda una tarde con ella, además, es una gran oportunidad para contagiarse de su buen humor y de su optimismo.

Tradición e innovación a la mesa

En la playa Las Palmas, en cambio, encontrarás uno de los manjares más solicitados tanto por turistas nacionales como extranjeros. Se trata del tapao, una de las preparaciones más importantes e infaltables en toda buena mesa. El secreto de esta maravilla es la hoja blanca con la que se cubre el pescado, que es la que concentra el sabor. También se le pone chirarán y chillangua (dos hierbas nativas), así como orégano y sal, y se acompaña con porciones de verde. El potente tapao arrecho, por su parte, no necesita mayor presentación. Solo basta indicar que reúne todo las carnes: res, pollo, cerdo y pescado. ¡Es riquísimo!

Y si lo que buscas es un verdadero invento culinario, con una combinación de sabores pensada hasta para los más exigentes, el “cevicrange” es la opción hecha para ti. Para degustarlo hay que dirigirse el cantón Rioverde, pues es allí donde lo inventaron. Contiene nada más y nada menos que un ceviche de camarón, un plato de arroz con patacones, una jugosa pipa de coco y un ejemplar robusto de una especie única el mundo: el cangrejo azul de Esmeraldas. Éste es alimentado con una dieta a base de zanahoria, col, yuca, maíz, caña y hasta coco. De ahí su incomparable exquisitez.

Antojitos irresistibles

Un bolón relleno de chicharrón, un corviche recién hecho o un tigrillo relleno de queso son opciones ideales para acompañar con una taza humeante de café cargado, ya sea en la mañana o al caer la tarde. Y para endulzar el ánimo y calmar la sed nada mejor que un batido de coco de los que prepara Don Gilson, en Las Peñas. Muchos dicen —y con sobra de razones— que éste es el mejor de la provincia. Y si de golosinas se trata, las de Doña Maritza se llevan la corona. Ella es la inventora de las energizantes cocadas hechas con panela, coco y  chocolate,  y cocinadas a fuego lento en una paila de bronce.

Esmeraldas, como se ve, es un remanso para satisfacer el apetito de cualquier comensal. Esperamos que está entrada sobre gastronomía clásica en Esmeraldas sea tu guía para tus próximas vacaciones en Esmeraldas.

Leave a Reply