Marimba: el alma de la fiesta de Esmeraldas

Marimba: el alma de la fiesta de Esmeraldas 1024 576 Ñan - La revista de viajes del Ecuador

La capital del ritmo

Borbón, ubicada en el norte de Esmeraldas, es conocida como la capital de la marimba. Allí nacieron dos de los músicos que más han sabido aprovechar la sonoridad de esta pieza que guarda una herencia africana directa. Uno de ellos era Hernán Ayoví, que falleció en 2016, y el otro es Guillermo Ayoví, popularmente conocido como Papá Roncón. En el centro de la ciudad, de hecho, erigieron una estatua en su honor y como agradecimiento por el impulso que le ha dado a la música tradicional, pues ya son varias las generaciones que se han inspirado en su legado y que han sabido mantenerlo vivo.

 Herederos de la tradición

Entre sus herederos directos están Daniel Ortiz y Pablo Garcés, un par de emprendedores que hace unos años montaron, en pleno malecón, su propio taller para confeccionar marimbas de fama mundial. Ambos crecieron embelesados con esa habilidad de sus ancestros para hacer vibrar ese “piano de la selva” y por eso fue natural que, ya de adultos, se dedicaran por completo a salvaguardarlo. El nombre de su fábrica —que es también como se llama su grupo musical— es Madera Metálicos.  Bajo esa marca arman y distribuyen marimbas hechas con teclados de chonta, pambil o caña guadúa, y armazones hechos con las mejores maderas (laurel y cedro). Esta fusión es la que garantiza las mejores melodías.

Los precios de un ejemplar de estos oscilan entre USD 800 y 1 500, pero lo que es invaluable y requiere de mucho tiempo, pasión y entrega es aprender a tocarlo con la mística y el espíritu ancestral con que lo tocan los esmeraldeños. Eso, ventajosamente, es posible disfrutarlo en vivo cada noviembre, pues en ese mes de cada año se organiza el Festival de la Marimba en Borbón.

 Creencias, ritmos y versatilidad

Y para que la marimba incluso suene mejor que nunca, hay una creencia popular que aconseja dejarla colgada en la parte más alta de la casa para que así recoja las bendiciones de los espíritus de la selva. Sea o no eso cierto, lo que sí es verdad es que este es un instrumento de mucha versatilidad a la hora de interpretar distintos ritmos. Por ejemplo, se la puede emplear para tocar el agua larga y el agua corta. Ambas son composiciones conocidas sobre todo por su coro  —que dice “agua que corriendo va”—,  porque son las que usualmente dan inicio a una marimbada y porque además ayudan a “templarla” o afinarla.

Otras canciones en las que la marimba se luce son el fabriciano, el andarele, el bambuco y la caramba cruzada. En esta última, como su nombre lo indica, los bailarines se van “cruzando” mientras se mueven frente al público.  También hay otros ritmos que son más coquetos. Entre esos está la chafireña, que tiene secuencias “endiabladas” y rápidas.

De cualquier manera que se la toque, sea en grupo o en solitario, sea para acompañar un arrullo o una bomba,  la marimba siempre es una invitación para desentumecer los sentidos y el ritmo propio de cada cuerpo.

Ñan - La revista de viajes del Ecuador

Ñan es una revista producida por viajeros apasionados para viajeros apasionados: ecuatorianos, residentes de otros países viviendo en el Ecuador y visitantes. ¡Dónde haya un camino, ahí estará la Ñan!

All stories by:Ñan - La revista de viajes del Ecuador

Leave a Reply

GUÍA GASTRONÓMICA

¡Recetas de auténtica
comida Esmeraldeña!

Incluye Receta del Ceviche de Concha.
¡ QUIERO LA GUÍA GRATUITA !
close-link